Problemas de socialización: “Mi conejo odia que le cojan en brazos”

Coger a un conejo en brazos

Tiempo estimado de lectura: 8 minutos aprox.

¿Tu conejo se deja coger en brazos sin dificultad? ¿Se queda quieto y no intenta escapar para salir corriendo de ti? ¿Nunca se ha intentado lanzar desde arriba con tal de salir de tus garras? ¿Has intentado coger alguna vez a tu conejo en brazos y has salido ileso? ¡¡Enhorabuena!! tu conejo es fácil de coger, él se deja y es un amor. Desafortunadamente este post va dedicado a aquellas personas que tienen dificultades a la hora de coger en brazos a su conejo. Siempre nos gusta darle algún que otro mimito en brazos pero esto no es tan importante, sino más bien un capricho humano, la cosa se complica cuando cogerlo pasa a ser necesario por motivos de salud, para ofrecerle cuidados especiales por heridas, hace revisiones en zonas complicadas de ver, etc. Es aquí cuando la tarea se nos complica y mucho.

La pregunta que siempre nos hacemos es, ¿Por qué odian ser cogidos?. Realmente para ellos no es una experiencia natural, no necesitan estar en brazos. A diferencia de muchos animales, como gatos y perros, las conimamis no cogen a sus bebés y los llevan con ellas. Quizás en situaciones donde pudiera haber un ataque de un depredador entonces si podría cogerlos, pero es un caso extremo.

Para que un conejo se sienta cómodo en brazos debemos enseñarle mediante experiencias positivas y de refuerzo. El adiestramiento debería empezar a las pocas semanas de vida, por eso, cuando traemos un conejo a casa ya es algo más mayor y cuesta educarlo. Desde bien pequeñitos debemos acostumbrarlos a acariciarlos y cogerlos en brazos para que crezcan pensando que eso es normal. Cuando un conejo intenta salir corriendo cuando vé que le quieres coger, es porque no le apetece nada y está muy asustado. Deberías dejarle tranquilo.

Ellos no se sienten seguros en brazos, lo ven todo más alto y creen que pueden caer. También piensan que se los quieren comer o que sienten que su dueño es un desconocido y lo ven demasiado precipitado ir directamente al abrazo. Otro tipo de pensamiento puede ser un recuerdo negativo, quizás la última vez que le cogiste fue para cortarle las uñas o limpiarle el culito y no le hizo mucha gracia, ya no quiere repetir más esa horrible experiencia, encima no le diste golosinas después y está enfadado.

Supongo que ya estás un poco cansado/a de probar, pero tu conejo no parece estar muy cómodo en brazos. Cada vez que lo intentas coger él intenta escapar por lo que esa experiencia para él sigue siendo horrible y debería evitarse, pues el conejo sufre.

¿Se puede entrenar a un conejo para poder coger en brazos?
Sí se puede, pero el proceso requiere mucha paciencia y tiempo de dedicación. Para ello debes averiguar en qué punto de la socialización está tu conejo. Haz las siguientes pruebas:

Camina hasta tu conejo sin que se aleje.
Si tu conejo corre en dirección opuesta al caminar hacia él, será muy difícil que lo cojas en brazos. Los conejos son muy buenos en interpretar el lenguaje corporal, así que si estás pensando en cogerlo en brazos él probablemente ya lo sabe. Si además lo odia y sabe que vienes con esa intención está claro que su reacción será salir corriendo en dirección opuesta.

Lo primero es dejar de intentar cogerlo en brazos. Si necesitas cogerlo deberás, utilizar una jaula o transportín dónde él pueda entrar solo, le puedes ayudar con refuerzo positivo, como las golosinas. Si la visita al veterinario se acerca en esta etapa inicial deberás explicarle al especialista en qué punto de la socialización estás y llevarte para ese día golosinas, pues el veterinario necesitará cogerlo y romperá el proceso de aprendizaje, así que hay que intentar que se lleve un buen recuerdo. Algunas de las golosinas que yo les doy a los míos son: Chips de manzana, mezclas de ensalada y fruta, barritas de snacks o set de forraje.

Lo que está claro es que si quieres cogerlo sin problemas deberás previamente pasar un tiempo con él. Siéntate en el suelo y déjate que tu conejo te explore el tiempo que necesite. Camina alrededor suyo, sin interrumpir su espacio vital, nunca te acerques directamente hacía él e ignóralo por completo cuando pases cerca. Poco a poco, tu conejo se detendrá y dejará de ir en la dirección opuesta. Podrás ir acercándote y ofreciéndole comida que le resulte atractiva.

¿Puedes tocar a tu conejo?
Cuando intentas coger en brazos a un conejo le tocas el pecho y el culete, si tu no puedes tocarle todavía porque se escapa entonces no podrás cogerlo en brazos. Ellos son muy inteligentes y saben que si después de tocarle la cabeza le coges entonces no querrá que le acaricies la cabeza y saldrá huyendo. A continuación os dejo una imagen donde podréis ver que partes del cuerpo puedes tocarles para acariciar (zonas en color verde) y qué partes son propensas a tocarles cuando los cogemos en brazos (zonas naranjas).

Zonas acariciar conejo

Tienes que empezar a tocar aquellas zonas que están en color verde, mientras le acaricias zonas fáciles como la columna puedes ir bajando hasta su pomponcito o hacia el costado para finalmente tocarles la barriguita. Así se irán acostumbrando poco a poco. Si se quiere alejar de ti ya lo probarás en otra ocasión, pero no le cojas. Las golosinas van ideal para estas cosas, os ayudará a fortalecer vuestro vínculo. Sigue intentándolo hasta que veas que se deja acariciar las partes más complicadas.

¿Cómo debería cogerlo?
Hasta que no veas que el conejo no huye cuando te acercas directamente y te deja acariciarle sus partes más delicadas no podrás probar de cogerlo. La primera fase es intentar levantarlo pero dejándole las dos patas en el suelo.

Coger conejo
Cómo coger a un conejo

Poco a poco, y con la práctica, iremos añadiendo presión hacia arriba, como si estuvieras a punto de levantarlo. Deberás dejar que se vaya si quiere. Hay que tener paciencia en las fases de aprendizaje. Después podrás colocarlo apoyándolo en el brazo por completo para acariciarle la espalda y que se relaje. Puedes probar primero esto con un plato de comida en el suelo, sin levantarlo, tal y como aparece en el dibujo. Con el tiempo podrás hacerlo sin plato y levantándote con él en brazos.

Finalmente, cuando el conejo al fin se deje coger sin presiones, deberás colocar una mano bajo su pecho y sujetar sus patitas delanteras con la misma mano. Con la otra mano deberás sostener su culete, pues necesitan sentirse seguros, sus patas traseras deben estar en contacto con la mano para sentirse que están sujetos (la imagen os ayudará a practicar).

El proceso puede tardar semanas o incluso meses, pero debes tener paciencia y hacerlo de manera gradual. La recompensa es justa, tu conejo confiará en ti, será feliz y se dejará coger y acariciar. El proceso de aprendizaje lo puedes hacer un par de veces al día, para no agobiarlo y si quiere irse hay que dejarlo, no se debe obligar o enlentecerás el proceso.

En la imagen de portada tenéis a Cosi conmigo en brazos, también están cómodos en esa postura pues todas sus patas tocan superficie sólida y se sienten protegidos.

Espero os haya ayudado,

Cuéntanos tu experiencia ¿tu conejo es fácil de coger? ¿te cuesta levantarlo? ¿tienes dificultades de enseñanza?.


Fuente: Imagen del Dibujo: extraído de la página web www.depatas.pe. Ver imagen original.

Share Button

10 Comentarios en “Problemas de socialización: “Mi conejo odia que le cojan en brazos”

  1. Yo nontengo 1 sino 2 conejos q no se dejan coger y salen huyendo cuando vas a tocarlos, a no ser q les des comida .
    Y creeme q lo he intentado todo.
    Solo unos besos si t tiras al suelo y cuando y como ellos quieren. Eso si, tirarte dl pantalon para pedir comida cuando cocinas es lo suyo…..
    Son unos desaborios!

  2. El mio al principio era imposible cogerlo, ahora ya se va dejando aunque alguna vez ha saltado y se ha dado un buen golpe.
    Ayer lo castramos y lleva todo el día en un rincon sin comer y beber, estoy un poco precupada

  3. Mi conejito si se deja coger, y le encanta estar en brazos, pero por problemas familiares pasamos menos tiempo en casa y con èl que antes y ahora no nos lame, si ronronea, pero ya no nos lame, ¿crees que cuando volvamos a la rutina normal y pasemos más tiempo juntos, volverá a lamernos?

    1. Seguramente sí M.C. eso les influye mucho. Yo ahora paso más tiempo en casa con ellos y han cambiado su actitud conmigo muchísimo, son mucho más cariñosos, menos asustadizos y más adorables si cabe 😉
      Un conisaludo,
      Alicia

  4. Hola! Esta entrada es justo lo que estaba buscando :D!! Mi conejito si se deja acariciar y se tumba a mi lado y pide mimos, pero en cuanto nota que le vas a coger sale por patas jaja.
    A ver si me he enterado bien jaja, primero habría que colocar una mano debajo de sus patitas delanteras y otra en su culete e intentar levantarlo un poco dejándole solo las patitas de atrás apoyadas o dejándole todas las patitas apoyadas en el suelo? Y luego progresivamente habría que ir levantándolo cada vez a más distancia del suelo?
    Y luego lo del brazo no me he enterado bien, es colocarlo a lo largo del brazo como si fuera un bebé?

    Muchas gracias :)

    1. Lo has entendido bien, sigue la imagen pues ahí se vé a qué me refiero. Respecto a dejarlo bajo el brazo si es parecido a coger a un bebé pero sin ponerlo panza arriba sino debajo del brazo (con la mano coges las patas delanteras y con la parte interna del mismo brazo sujetas el resto del cuerpo. Lo más importante es que cuando vea la intención de cogerlo no salga corriendo sino no aprenderá nunca y no estará cómodo en tus brazos y querrá salir pronto de ahí.
      Un conisaludo,
      Alicia

  5. Muchísimas gracias :3 !! Ya lo estoy poniendo en práctica jejeje, a ver cuanto tardo con mi peque.
    Sigue así con tu blog, me he estado leyendo algunas entradas porque no me ha dado tiempo a más jejeje pero son muy completas e informativas ^.^ .
    Jo y he visto que hacéis quedadas en Barcelona que envidia! Yo es que soy de Madrid -.-‘ jaja

    Un saludo

  6. yo tengo dos conejos enanos, un machito de 4 años que esta castrado y una hembra de 1 año y medio que aun no castramos (carlitos y Lily), se llevan genial aunque ella es muy mandona y absorbente con el y todos en casa pero espero que eso cambie cuando la castremos. El es super dócil y se deja hacer de todo “es un peluche”, es mas lo cuando lo voy a coger me mira como diciéndome que lo levante de las patitas de delante como a un perrito es muy gracioso (es mi bebote y el primero que tuve). al ser el primero que tuve es al que le dedique mas tiempo pero bueno a la loquita también le dedico tiempo aunque ella es muy difícil, es mas independiente y no se deja coger, solo se deja dentro de la conejera, y como he dicho antes ella decide cuando donde y como. El tema es que ahora es acogido a una nueva nena, se llama flopy, es una belier cabeza de león y estaba abandonada, tiene 7 meses y tuvo poco cariño, a pesar de eso se deja acariciar se acerca mucho a olerme y se adapto genial a casa, pero al querer cogerla es un dilema enorme…y bueno la adaptación con los míos es muy difícil…pero el tiempo dira poco a poco se ira integrando espero…lleva solo dos días en casa y esta recién castrada asique a esperar de momento y ya os contare en unas semanas que tal va y mi experiencia con ella…gracias por la pagina es genial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

12 − Diez =