Conoce a Jon, uno de los ganadores del sorteo

Conejo Jon

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos aprox.

Hace varios días finalizó el sorteo que organizamos junto a Joyful Pet Life. Hoy quiero compartir con vosotros las experiencia de una de las ganadoras del sorteo fotográfico que se hizo a través de EasyPromo. Aquí tenéis la historia de Irene y su convivencia con su conejito Jon.


Jon es un conejo angora. Tiene 2 años. Es tranquilo, cariñoso y muy curioso. Me gustaría explicaros como es la convivencia con un conejo a partir de anécdotas para que toméis algunas precauciones, si todavía no tienes ningún conejo. Por lo general, Jon está libre en casa, aunque suele estar más en el comedor y en mi habitación. No se atreve a pasar del pasillo, salvo cuando lo llevo en brazos. Me da pena tenerlo en jaula, aunque es muy grande y tiene de todo (heno, juguetes, agua, un cuenco con verduras, esquinero y camita), me gusta que esté lo más libre que pueda.
La verdad es que se porta muy bien. Excepto cuando te das media vuelta y aprovecha para hacer sus necesidades en medio del sofá. Él prefiere dejar su huella que usar su esquinera. Por eso decidí poner en práctica un truquillo que leí; echar Vicks Vaporub en la zona donde suele marcar su territorio. De momento no lo ha vuelto a hacer. En el comedor también tengo ciertas áreas de juego preparadas para él. Tiene una tienda y un puente de madera.

Creo, que Jon es una mezcla de canguro-conejo. Hace poco se dió cuenta de que saltando llegaba a la parte alta y blandita del sofá, y lo que sucede después es una carrera, como diciendo “Soy pequeño y rápido, no puedes atraparme”. Efectivamente, no puedo sola, así que le dejo que corra y cuando es hora de cogerle utilizo un refuerzo positivo (una chuche o un trocito de fruta).
Si hay algo que odia Jon, es la hora del aseo. Tranquil@s, no le baño, pero tengo que peinarle a diario. Tiene mucho pelo y se le enreda mucho. Tiene 3 peines. Uno es el Furminator, que quita el pelo que sobra, otro con cerdas más juntas para quitarle el heno que se le quede pillado y el de uso diario para evitar nudos. Nuestro ritual consiste en masaje, limpieza de zona íntima y patitas, peinado y más mimitos. Aún así suelta mucho pelo incluso después del cepillado, así que le doy un pegotito de malta como premio.
En cuanto a su dieta, procuro que sea la mayoría de heno y verdura, un poquito de pienso para cenar, y un máximo de 4 premios al día. Sin embargo, siempre hay quien tiene la manía de darle más pienso o más chuches porque tiene hambre. Lo más importante es el heno. No caigáis en eso porque ellos se acostumbran y luego es difícil cambiar sus hábitos.
Por lo demás sólo quiero decir que es algo increíble lo importante que pueden ser. Saben cuando estás triste, cuando les necesitas. Jon ha sido el mejor regalo que me han podido hacer. Y él, por suerte, lo hace todo sencillo y divertido!


Gracias Irene por compartir con nosotros tus experiencias con Jon. Tienes un conejito precioso. Aquí os dejo algunas imágenes que me ha pasado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un conisaludo,

Alicia

Share Button

1 Comentario en “Conoce a Jon, uno de los ganadores del sorteo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

dos × dos =