Cómo afrontar una mudanza cuando vives con conejos

mudanza con conejos

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos aprox.

Hola de nuevo familia,

Como ya os informé la semana pasada, en el post de hoy trataremos sobre cómo afrontar una mudanza cuando convives con conejos. Hace sólo una semana que nos hemos mudado de piso y la verdad es que estamos encantado con el cambio porque ahora tenemos un patio estupendo dónde los pequeños pueden disfrutar al aire libre, ver la luz del día y sentirse más en contacto con el exterior. Este patio tiene unas paredes muy altas por lo que no hay peligro que correr. En breve haremos el traspaso de vivienda conejil, de manera gradual, para que se aclimaten a vivir en el exterior y puedan hacer el cambio de pelaje adecuado para el verano y luego el invierno. Ya os comentaré esta otra experiencia cuando sepa que imprevistos surgen y cómo lo están viviendo. Hoy os quiero ayudar por si estáis pensando en hacer una mudanza en breve y tenéis dudas de qué hacer con los conejos. En mi caso no tuve ayuda y creo que siempre puede venir bien recibir consejos de este tipo.

En primer lugar, hacer una mudanza es AGOTADOR, si en mayúsculas. Jamás había vivido ninguna mudanza de este tipo y sí, cansa y mucho. Piénsate muy muy bien si estás seguro/a de cambiar pues lo que te viene encima es tremendo. Mi pareja y yo hemos hecho el cambio de piso al completo, con electrodomésticos grandes incluido, en tan sólo 2 semanas.

A continuación, os detallo a continuación todas las fases de la mudanza que hemos realizado y cómo gestionarlo cuando tus peques están sueltos por casa:

  1. Consigue cajas de cartón y aíslalas de la zona donde habita/n tu/s conejo/s, si no quieres llevarte sorpresas cuando la rellenes de objetos y se te caigan debido a un agujero hecho por un diablillo. Nosotros dejamos todas las cajas en el recibidor, impidiendo el paso sí, pero evitando sustos inoportunos.
  2. Guarda tus pertenencias, empaqueta las cajas y vuelve a dejarlas en la zona neutra, en nuestro caso el recibidor. Nosotros nos hicimos un listado de cosas a guardar (por habitaciones) y las íbamos llevando al piso por la noche, para tener despejada la zona al día siguiente, mientras los peques cenaban. IMPORTANTE: escribe en la caja que hay, sino será un lío a la hora de desempaquetar. Al principio no se daban cuenta qué estábamos haciendo pero, poco a poco, empezaron a notar que faltaban cosas y su curiosidad aumentó en proporción a la cantidad de cajas empaquetadas.
  3. Prepararos para EL GRAN DÍA, ese día en qué vienen a llevarse los muebles y electrodomésticos grandes. Si tienes que hacer este tipo de mudanza esta parte de interesará mucho. Si sólo tienes que llevarte ropa y cuatro cositas más entonces esta parte te la puedes saltar. Os cuento; a las 8h venían a nuestro antiguo piso los chicos de la mudanza que habíamos contratado para que nos llevaran todo lo que nosotros no podíamos hacer, como por ejemplo la cama, la nevera, los armarios, etc. Aquí aprendimos de un pequeño error de principiantes, los conejos los dejamos dentro de su parque en el salón, pero con el ruido del plástico de embalar, los chicos pasando constantemente por allí y los muebles moviéndose nos dimos cuenta que estaban muy asustados. Tuvimos que cambiar al plan B y desplazarlos al baño, zona dónde estábamos seguros que no iban a entrar porque allí no había nada que llevarse y les dejamos sueltos con su comedero, bebedero y bandeja con el sustrato. Una vez acabamos la mudanza, tras 2 horas de máxima actividad, teníamos que irnos con el camión de la mudanza para decirles dónde estaba el nuevo piso y dónde colocar todas las cosas que llevaban. Antes de irnos, y una vez el piso antiguo vacío, decidimos soltar a los conejos y dejarles provisión de comida para todo el día.
  4. Tras llevarte todo lo necesario a tu nuevo hogar, lo último y más importante, recuerda llevarte a tu/s pequeño/s. Para ello deberás tener un transportín. Hace un tiempo hice un post de transportines que quizás te pueda interesar: ver aquí. Nosotros, al tener coche, fue algo más fácil. Guardamos a ambos en el transportín y, junto a sus cosas, fuimos hacia el nuevo piso dónde ya estaba todo colocado. IMPORTANTE: intenta dejar el nuevo piso lo más ordenado posible para que a su llegada podáis estar por el/los conejo/os. Ellos sufren mucho estrés en el transporte y hay que evitar estresarlos más con movimiento de cajas y muebles.
  5. Cuando lleguen a su nuevo hogar, es importante habilitarles su zona definitiva y no hacerles cambios constantemente. Además de decidir en qué zona van a vivir, antes de llevarlos, también es importante colocarles su habitación tal y cómo la tenían en su anterior hogar, para que les cueste muy poco habituarse.
  6. El último paso es hacer de detectives, esta parte es la más interesante porqué te sorprenden y mucho. Ahora llega el momento de ver cómo actúan, dónde eligen hacer sus necesidades para poder después colocarles allí su bandeja, y sobretodo dónde les gusta tumbarse, para, por ejemplo, evitar corrientes de aire, ponerles una alfombra si hace mucho frío, evitar peligros de cables, etc.
  7. No cambies sus hábitos, deberás seguir su rutina alimentaria. Nosotros les damos desayuno, comida y cena sobre la misma hora así que seguimos manteniéndolo. Además los alimentos y el pienso no fueron substituidos por otros, no hay que hacer cambios en la alimentación sino serán demasiados en muy poco tiempo y podrían enfermar.

Cosi y Bimba ya llevan una semana en su nuevo hogar, no sé si echarán de menos su anterior vivienda pero lo que sí sé es que ahora están como si hubieran vivido siempre aquí. Lo que sí he notado de diferente es que comen un poco menos y están mucho más activos. Les gusta investigar cada rincón del piso y morderlo todo, es una lucha constante porque hemos comprado muebles nuevos y quieren catarlos todos, la verdad este tema no lo estoy llevando muy bien, pero no todo es color de rosa, son muy bonitos pero a veces son diablillos. Por cierto, los muebles que hemos comprado son preciosos, si también necesitáis compraros muebles y vivís en Barcelona os recomiendo que vayáis a Lusitania Deco, el trato de Gabriella es exquisito y tienen unos muebles preciosos.

Lo que más temía que pudieran estropear era el parquet, ya que en el piso nuevo ahora tenemos parquet, pero he aprendido que no hay que ponerse el parche antes de que aparezca la herida. Sólo hicieron un pipi el primer día y lo recogí al momento para que no quedara manchita. Mientras no estamos en casa los dejamos en la cocina, que es bastante grande por suerte, donde el suelo es de terraza y si orinan no se queda mancha. No han vuelto a orinar en el parquet, sólo el primer día y ahora este tema ya no me preocupa.

Espero os haya ayudado este post, en cuánto hagamos el cambio a su nuevo hábitat en el exterior lo compartiré con vosotros, seguro que hay gente en la misma situación ya que esta familia cada vez se está haciendo más grande, ¡Muchas gracias por seguir ahí y querer mejorar la calidad de vida de vuestras mascotas a través de mi blog!

Cuéntanos tu experiencia, ¿Te has mudado hace poco y has sufrido algo parecido? ¿Estás pensando en mudarte y te preocupa este tema? Espero entre todos te podamos ayudar.

Por cierto, hace unos días lancé un sorteo junto a Joyful Pet Life para celebrar el Primer Aniversario del Blog, si quieres participar, este post te interesa: Ver Sorteo.

En la imagen de portada tenéis a Cosi y Bimba en su nuevo hogar. Todavía hay que recoger muchas cositas pero lo peor ya ha pasado.

Un conisaludo,

Alicia

Share Button

1 Comentario en “Cómo afrontar una mudanza cuando vives con conejos

  1. Hola! Soy nueva por aqui, ya que hace sólo dos meses que tengo mi conejito llamado Muffin. Dentro de dos semanas hare un viaje y lo llevare conmigo, porque no hay con quien dejarlo, serán 3 horas para ir, estaremos 3 dias ayá y volveremos. Como te dije soy nueva con esto de los conejitos, ya eh leido el post sobre viajes pero aun asi tengo mucho miedo de que algo le pueda pasar durante el viaje.
    Necesito tu ayudaa!
    porfabooor!
    algun consejo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

tres + 11 =